¿Por qué los perros jadean?

La razón por la que estos fieles animales jadean, es que no poseen glándulas sudoríparas.

Los anímales de sangre caliente (incluido el ser humano), poseen estas glándulas para poder bajar la temperatura corporal cuando esta sube. El mecanismo funciona de la siguiente forma: En el momento en que el cuerpo empieza a calentarse, las glándulas sudoríparas se activan y cubren ciertas zonas de la piel, con una fina capa de líquido (en su mayor parte agua), líquido que al evaporarse disminuye la temperatura de la superficie (el agua, para evaporarse, requiere de una cierta cantidad de energía, en este caso calor que obtiene de la superficie caliente por conducción), la piel que se enfría, consecuentemente va extrayendo calor del cuerpo en este proceso.

En el caso de los perros, al no poseer glándulas sudoríparas, tienen otro mecanismo para enfriar sus cuerpos; éstos logran enfriarse, llevando una gran cantidad de sangre a la lengua, luego el perro al jadear, hace pasar aire más frío por la superficie de su lengua, el intercambio de calor que se lleva a cabo (conducción desde la superficie caliente de la lengua), provoca que la sangre que pasa por la lengua se enfríe, y ésta al regresar al cuerpo del animal en su normal circulación, lo enfría. Cabe mencionar que la lengua también está húmeda, y al evaporarse esta humedad, extrae aún más calor.

La sabia naturaleza le da a cada especie los mecanismos para superar los obstáculos de cada día.

Si esto fue útil, recomiéndanos más abajo, en la red social de tu preferencia:

"Me Gusta" en Facebook o [+1] en Google. ¡Gracias!

3 comentarios:

  1. Hola:
    Acabo de ver tu blog.
    Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

    http://blog.iespana.es/jfmmzorita

    http://blog.iespana.es/jfmm1

    http://blog.iespana.es/jfmarcelo

    donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.
    UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  2. felicitaciones por la investigación

    ResponderEliminar
  3. mi perro jade muchisimo en el verano pobrecito, menos mal que ya llega el invierno.

    ResponderEliminar